Que no te engañen con el atún


La pesca del atún salvaje, que se captura en las almadrabas de forma tradicional, tiene lugar a partir del mes de mayo y es a partir de entonces cuando los mercados y pescaderías comienzan a ofrecer este producto. Pero ¿cómo podemos saber si nos están dando gato por liebre? Debemos prestar atención a algunas señales que nos indicarán que vamos a adquirir el auténtico atún rojo de almadraba.

La ficha técnica del pescado, que hoy por hoy deberíamos poder ver en todos los establecimientos, nos indicará si se trata de Thunnus thynnus, junto con otra serie de datos como su fecha y método de captura. Ya que sabemos que esta tendrá lugar entre los meses de abril a junio, más allá de estos meses estaríamos adquiriendo un producto congelado u otro tipo de pescado «disfrazado». Y es que en muchos casos otros tipos de atún son macerados en zumo de remolacha para tintarlos con ese tono característico del atún rojo. Pero en realidad debemos tener en cuenta que este producto no es de color rojo intenso, sino oscuro, este punto nos podría hacer sospechar.

No obstante podemos distinguir este tipo de prácticas fraudulentas a poco que nos fijemos en algunos otros detalles, como por ejemplo, dónde está localizada la grasa de los filetes, si tiene grasa entre las vetas no va a ser atún salvaje, ya que este animal vive en libertad por lo que es más magro que los de piscifactoría, concentrándose su grasa pegada a la piel. Esta consistencia de la carne también la notaremos al manipular el producto, ya que sus láminas no se separarán con facilidad. Por último, el precio, un kilo de atún de almadraba puede rondar los 45 euros, por debajo de 40 euros no será salvaje.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *